La importancia de una buena hidratación

La importancia de una buena hidratación

El agua es vital para el ser humano, ya que ésta tiene una importante participación en todos los órganos y los diversos sistemas del cuerpo el cual está compuesto por 70% de agua.

Tomar agua tiene múltiples beneficios para nuestra salud

  • Mantiene la piel elástica e hidratada.
  • Regula la temperatura corporal.
  • Lubrica las articulaciones
  • Mantiene los órganos en perfectas condiciones.

Si tomamos agua entre comidas además de quitarnos el hambre, también nos ayudará a mantener un peso saludable. En ocasiones podemos confundir la sed con hambre y esto sucede mayormente entre comidas. El agua corporal se pierde a través de la orina, el sudor, las lágrimas, las heces, la saliva y la respiración, para reponer estas pérdidas de agua se recomienda consumir entre 2 a 3 litros de agua diariamente. Esta cantidad no incluye el agua de los zumos, caldos, té, o café etc.

El agua es la mejor opción para mantenerte hidratado, nuestras necesidad de ella  pueden variar de acuerdo a nuestra edad, estado fisiológico, tipo de dieta, actividad física, etc.

Cuidado con la deshidratación

Una pérdida de agua en nuestro organismo puede dar origen a una deshidratación, una pérdida del 10% del agua que obtiene nuestro cuerpo puede originar la muerte. Durante la deshidratación no solo se pierde agua, sino también otras sustancias como el potasio y el sodio. Durante la deshidratación, la temperatura corporal aumenta y se puede originar por diversos factores como la actividad física, los climas cálidos y secos, la diarrea y el vómito.

Algunas de las señales de la deshidratación:

Los adultos deben consumir como mínimo 1.5 litros de agua diariamente. Si la cantidad de agua que sale del organismo no es balanceada con la cantidad de agua que se consume, pueden aparecer los siguientes síntomas de deshidratación:

  • Sentir sed.
  • Reducción en la cantidad de orina.
  • Orina en un color más intenso.
  • Dolor de cabeza.
  • Sentir fatiga o cansancio.
  • Boca seca.
  • Puede afectar la atención, el estado de alerta y la concentración.
  • Mareos
  • Debilidad
  • Piel enrojecida
  • Boca seca y falta de apetito.

 

Algunos mitos sobre el peso y el agua que sudamos

Hoy día es muy común la creencia de que al sudar mucho durante la práctica de ejercicio esto ayuda a perder peso más rápido, o que mientras más sudor más pérdida de peso. La verdad es que el agua que se pierde a través del sudor provoca una pérdida de peso de forma temporal, ya que este peso lo recuperamos cuando nos rehidratamos.

Algunas prácticas como el uso de sudaderas o fajas para aumentar la sudoración durante el ejercicio provocan un aumento de la temperatura corporal lo que causa una deshidratación excesiva, además de que el exceso de calor y la deshidratación evitarán que aguantemos más tiempo haciendo ejercicio, y por lo tanto, quemaremos menos calorías.

Es importante que te mantengas hidratado durante el ejercicio, por lo tanto se recomienda hidratarse antes, durante y después del mismo.

Efectos de una hidratación inadecuada

Una hidratación inadecuada tiene efectos negativos  en nuestro cuerpo como:

  • Piel seca
  • Arrugas
  • Lengua fisurada
  • Orina concentrada
  • Formación de cálculos y piedras renales

Es importante que mantengamos una hidratación adecuada sobre todo en temporadas de calor ya que se pierde más agua por medio de la sudoración. Además al tomar suficiente agua mejorará considerablemente la apariencia de nuestra piel, la digestión y las funciones intestinales.

Consejos para mantener una buena hidratación

  • Consigue un recipiente para agua que te guste y que puedas llevar a todos lados, mantenlo cerca de ti lleno de agua.
  • Debes asegurarte que consumes de 2 a 3 litros de agua, conociendo la capacidad del recipiente que estas usando.
  • Dale sabor al agua que consumes con una rebanada de limón o unas cuantas hojas de hierbabuena o menta.

La importancia de tener una buena hidratación

El agua te ayuda a:

  • Mantener tu cuerpo con una correcta temperatura.
  • Eliminar los deshechos de tu cuerpo.
  • Transportar los nutrientes a través del tracto digestivo y los llevar a las células por medio del torrente sanguíneo.

Los niños tienden a deshidratarse más que los adultos

Los niños se distraen jugando y no atienden el impulso de beber agua cuando están sedientos. Sus necesidades de agua son mayores a las de los adultos porque los niños tienen más piel en relación con su peso y por eso pierden más agua a través del sudor.

El agua siempre es la mejor opción

Aunque las bebidas gaseosas y azucaradas pueden calmar la sed, éstas contienen aproximadamente 140 calorías en la típica porción de 12 oz. Si reemplazas una bebida azucarada de 12 oz. Por una botella de agua al día, puedes restar más de 50,000 calorías a tu dieta en un año.