La importancia de una buena alimentación

La Importancia de una Buena Alimentación

La nutrición y la salud están estrechamente relacionadas, comer sano es importante, el cuerpo humano necesita alimentos, ejercicios físicos y una buena actitud mental, para poder mantenerse sano y desarrollar su potencial al máximo. Por esto, destacamos  la importancia de una buena alimentación.

La importancia de una buena alimentación

La alimentación es sumamente necesaria en todos los seres vivos  tanto para los seres humanos como para los animales, debemos tener una equilibrada incorporación de nutrientes a nuestro cuerpo, siendo fundamentales para el desarrollo de la vida y de las distintas actividades cotidianas.

¿Qué es una buena nutrición?

Se define como buena alimentación cuando tu organismo obtiene todos los nutrientes, minerales y vitaminas que necesita para trabajar correctamente. Para lograrlo es necesario aprender a planear las comidas inteligentemente, de modo que estas sean ricas en nutrientes y bajas en calorías.

Desde siempre se ha vinculado a la buena alimentación con los deportes, ya en estos que se suelen adoptar dietas equilibradas para lograr suplementar las actividades físicas, mientras que una mala alimentación se relaciona con una vida sedentaria con poco ejercicio físico.

La mala alimentación, cifras mundiales

La mala alimentación, ha contribuido al aumento de la obesidad en el mundo entero. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 1.9 billones de adultos sufren de sobrepeso. Más de 600 millones tienen obesidad mórbida. Aún para aquellos que no sufren de sobrepeso, y que tienen una dieta escaza en nutrientes están propensos a sufrir mayores riesgos para la salud, que pueden ocasionar enfermedades e incluso la muerte.

Tus decisiones sobre lo que comes afectarán tu salud

 Las decisiones que tomes respecto a lo comes afectarán de manera directa tu salud. Una dieta equilibrada trae consigo muchos beneficios. Mucha gente cree que comer de forma saludable solo ayuda a reducir o mantener el peso, pero los beneficios de comer sanamente van más allá.

Beneficios de tener una alimentación balanceada

  • Nos da la vitalidad y la energía necesarias para la vida diaria.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Nos ayuda a reducir o mantener un peso adecuado.
  • Mejora la resistencia deportiva y el rendimiento, en cualquier actividad que ejecutemos.
  • Protege los dientes y mantiene sanas las encías.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento.
  • Nos permite ser activos y estar en forma durante la vejez.
  • Combate el cansancio y la fatiga.
  • Mejora la concentración y los posibles cambios de humor.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades graves como los ataques al corazón, algunos tipos de cáncer, la diabetes, enfermedades en vesícula biliar, entre otras.

Aspectos Los básicos para tener una alimentación sana

  • Comidas bajas en grasas:

Los nutricionistas coinciden en que comer menos grasas saturadas, contribuye positivamente en el estado de salud de cada individuo, grasas que encontramos en mantequilla, alimentos fritos, cremas, margarinas reduciendo el consumo de estos alimentos es una forma de llevar una dieta saludable y contribuirá a que podamos  bajar de peso.

  • Los carbohidratos y almidones:

El arroz, las papas, la pasta el pan y los cereales son necesarios para nuestra salud. Anteriormente se creía que estos alimentos no eran beneficiosos. Sin embargo, se ha demostrado que son igual de necesarios para mantener una dieta equilibrada.

  • Alto contenido de fibra:

Las fibras mantienen nuestro aparato digestivo en movimiento constante y ayudan a bajar el colesterol, el cáncer de intestino, a prevenir los cálculos biliares y a mantener nuestro peso. La fibra se encuentra en cereales, lentejas, en arroz integral, cebada, frijoles y verduras.

  • Vitaminas, minerales y antioxidantes:

Los granos, verduras, frutas contienen una gran cantidad de minerales y vitaminas que sirven como antioxidantes. Numerosos estudios han demostrado que las personas que comen muchas frutas y legumbres están menos propensas a sufrir de enfermedades del corazón y cáncer.

  • Consumo moderado de azúcar:

El azúcar en cantidades moderadas aporta sabor a los alimentos y zumos además, es un combustible útil para las personas activas. Sin embargo, al consumirla en exceso se convierte en kilos no deseados y el azúcar también puede causar caries. .

  • Poca sal:

La dieta de la actualidad está cargada de sal y esto es muy perjudicial para el corazón. El 75% del consumo de sal es proveniente de alimentos comerciales cotidianos; por lo tanto es importante comprar productos con poca sal o sin sal agregada.

Cambiar de hábitos no es tan difícil como parece

Al cambiar hábitos y tomar medidas para comer sanamente, le estarás facilitando a tu cuerpo la cantidad de nutrientes que necesita para mantenerse fuerte, sano y activo. Hacer pequeños cambios en tu dieta es más fácil de lo que crees. Lo importante es que te documentes adecuadamente y que te pongas en manos de un profesional de la nutrición para evitar descompensaciones que a la larga resulten peor.